Alguien dijo:



Tres cuartas partes de las personas que veremos hoy están sedientas de simpatía y comprensión. No dudemos en dárselas.





En medio de un asalto, un ladrón grita a su compinche: “Viene la policía!!  ¿Ahora qué hacemos?”. El otro grita: “Saltemos por la ventana!”. “Pero si estamos en la planta 13 del edificio!!!”. “Sí hombre, estoy yo ahora para supersticiones!!”





La unión en el rebaño obliga al león a acostarse con hambre.





Una mujer tenía un loro que cascaba como tres cotorras. Harta de tanto jaleo, lo agarra, lo mete al congelador y le dice: “A ver si te callas un rato!!”. Tras unos minutos lo saca y coloca de nuevo en su jaula. A partir de ese momento el loro enmudece. Una semana más tarde  y sin que el loro hubiera dicho ni mu, la mujer le dice: ‘’lorito, ay que ver lo mucho que te impresiona el frío!!’’.  Y el loro replica: ‘’Que va, el frío no me afecta, lo que todavía me intriga es preguntarme qué pecado cometió el pavo que me encontré allí !!!”





Si hemos elegido ser neutrales en situaciones de injusticia, seamos conscientes de que hemos elegido el lado opresor.





Tres amigos están en un funeral. Uno de ellos, mirando al difunto, dice: Yo quisiera que cuando muera, la gente me mire y me recuerde por algo que haya logrado en la vida. Dice otro: Pues a mí me gustaría que la gente me mirara y dijera, “Fue una buena persona y mejor amigo”. EI tercero se queda pensativo sin decir nada. Uno de ellos le pregunta: ¿Y de ti qué te gustaría que dijeran?. Dice el otro: A mí, la verdad, me gustaría que alguno me mirara y dijera, “Uy, parece que se mueve!!”





Nadie puede hacer todo, pero todos podemos hacer algo.





Estaban dos amigos viendo las noticias en eso que aparece un suicida en el techo de un edificio. ‘’Una comida a que no se lanza!!’’. Dice el otro: ‘’Hecho!!’’. En eso que el periodista sigue comentando la escena y el suicida finalmente se lanza al vacío. Dice el segundo: ‘’Bueno, he de confesarte que ya lo había visto en las noticias de la mañana, así que no me debes nada’’. Dice el otro: ‘’Pues el caso es que yo también, pero chico,  no creí que se lanzaría de nuevo!!’’





Las personas no fracasamos cuando tropezamos y caemos, fracasamos cuando nos quedamos en el suelo.





Un borracho le dice a otro: ‘’Anoche, tras salir del bar escuché un murmullo como si alguien estuviera peleando. Con cuidado me asomé a través de un arbusto y efectivamente, dos tíos se estaban metiendo con otro. Me puse a pensar ¿Qué hago, me meto o no me meto...? Pero si a mí no me importa… ¿Qué hago, me meto o no me meto...? Así estuve dudando un buen rato’’. Se impacienta el otro: "Bueno, ¿Y qué hiciste al final?’’. ‘’Pues finalmente decidí meterme, y le dimos un enjuague gracioso entre los tres!!!’’





Suscríbete y empieza a recibir novedades y artículos





Descárgalo gratis

Comentarios cerrados

Adholife

Adholife