“Entonces entendí que fue necesario todo lo vivido para cambiar mi rumbo”.

Mi historia es como la de cualquier otro, que en un punto de su camino encuentra el apoyo y la fuerza necesarios para cambiar su rumbo, para elegir como destino el lugar donde viven sus sueños.

Nací en 1964 y todo empieza siendo niño, cuando recreaba torpemente en las teclas de un viejo piano, las melodías de canciones que resonaban en mi cabeza.

En aquella época buscaba proyectar aquella realidad, dibujar esos conceptos y volver a interpretar aquellas imágenes nítidas y rebosantes de vida. Todavía no era consciente del valor ni el lugar que ocupaban mis emociones.

Pero la realidad siempre volvía a mí al concluir cada pieza, desapareciendo aquel nuevo mundo, regresando a la rutina de compaginar los estudios con el trabajo.

Cuando cumplí los 18 años, aunque solo pensaba en cursar los estudios, mi interés por la música no hizo más que crecer, mis manos continuaban emulando a mis contemporáneos; tan solo era una reacción, un impulso, respuestas inconscientes a un estímulo.

Más tarde, el trabajo no consiguió borrar aquella emoción, seguía viva, paciente, esperando su momento. Fue entonces cuando decidí cambiar mi rumbo, aunque todavía habría que esperar un tiempo.

Crecí en una familia que prima el esfuerzo, el sacrificio, donde la honradez no significa nada si no va ligada al respeto y a la humildad.

También, palabras como austeridad y mejora continua, o innovación y búsqueda de la excelencia, era normal escucharlas en el día a día.

Me considero una persona normal, cercana, cooperadora y gregaria, que no sólo quiere hacer partícipes a los demás de las sensaciones agradables que aporta la música, sino también, hacerles llegar sugerencias e ideas que les ayuden a sentirse mejor consigo mismos, en su relación con los demás; hacerles la vida más agradable.

Soy una persona desenfadada, optimista y activa. Amante del estilo moderno, de la pureza y lo aséptico. No me gusta lo obsceno y estridente, y en cambio sí lo sensual, lo sexy.

Me gusta la naturaleza y las materias primas; troncos, piedras, agua. Y si tengo que elegir materiales, me decanto por el cemento, el acero, las maderas aglomeradas.

Soy amante de la música atemporal, melodías con ritmo y sobre todo música romántica. “it´s raining again” de Supertramp, “Easy” de The Commodores, “Ensueño de Amor” de Litz interpretado por Alicia de la Rocha, “You are not alone” de Michael Jackson,“Little queen” de Eric Clapton, o “Money for nothing” de Dire Straits son, entre otros, temas que me han marcado. Además, me gusta pensar en la música e imagen como un todo, como pieza indisociable y única, como una sola unidad de expresión.

Mi estilo de vida incluye la práctica regular de ejercicio y el cuidado de la alimentación a través de una nutrición potenciada. Siempre he creído que la unión de ambos puede preservar en gran medida nuestra juventud y salud a la vez que convertirnos en mejor profesional y persona. Nos cuesta asumir que todo está conectado, sin embargo la práctica deportiva y la alimentación saludable nos hacen más eficientes en el trabajo. Aún más, estimulan nuestra creatividad, esa materia disruptiva y esquiva que enriquece todas nuestras áreas de expresión y desarrollo. Me gusta compartir, disfruto poniendo en común mis experiencias y conocimientos al respecto con todas las personas.

He pasado años alejado de la composición e interpretación musical, centrado en actividades muy distintas. Hoy entiendo que ha sido necesario todo lo vivido para empezar a mostrar mis composiciones y seguir componiendo nueva obra.

[[ Proyecto en desarrollo ]]

Adholife

Adholife